Anuncios Google

«Vietnam, la crítica de las armas», por Alfredo Becerra, Crisis 28 (Buenos Aires), agosto de 1975, pp. 35-39. Edición digital en recuerdo de mi amigo Franklin Lucio Goizueta, secuestrado y desaparecido por la dictadura en 1978.

     La primera formulación coherente de la estrategia que Estados Unidos aplicaría en Vietnam se debe al actual Secretario de Estado, Henry A. Kissinger -entonces director de la revista Confluence-, quien en su libro Armas Nucleares y Política Exterior, publicado en 1957, sostenía la necesidad de adecuar el dispositivo militar norteamericano para las guerras limitadas, tanto en el espacio como en los armamentos. Serían guerras localizadas, sin uso de armas nucleares. A diferencia de la guerra nuclear y mundial que el Pentágono preveía contra la URSS, las guerras limitadas se desenvolverían en teatros alejados de Europa, particularmente en Asia, y para ellas no serviría la estrategia atómica. La hipótesis de conflicto que presidía estas especulaciones era la lucha contra el comunismo dondequiera que éste amenace o impida la extensión de la influencia norteamericana, habida cuenta de que el enemigo, si bien es internacional en cuanto a su contenido, es nacional en cuanto a la forma en que toma el poder.

     Esta idea fue completada poco después por el general Maxwell Taylor, Jefe del Estado Mayor Conjunto, quien señalaba que la única guerra total era contra la URSS y atómica, y que las demás guerras eran "limitadas", categoría en la cual se integraban las guerras "localizadas" y subversivas o "especiales" para las cuales se crearon las "fuerzas especiales" y las tácticas contraguerrilleras y de contrainsurgencia. A su vez, toda esta estrategia "nueva" propugnada por el entonces presidente Kennedy y su Secretario de Defensa, Robert Mc Namara, incluía además la "guerra nuclear limitada" con pequeñas bombas atómicas, "de tipo táctico".

     Todos estos conceptos derivaban de la "respuesta flexible" que había que dar al comunismo con los medios adecuados a la magnitud de cada ataque, y la consiguiente "escalada" (teorías y neologismo de Herman Kahn). La "estrategia global" así resultante era servida por los Whiz Kids (niños prodigios) de Robert Mc Namara, quienes aportaron las computadoras electrónicas, la investigación operativa, el análisis estadístico, los cálculos científicos, los estudios de costos y rendimientos y otras técnicas modernas.

     La guerra de Vietnam contribuyó a la revisión de estos conceptos, cuando las grandes ofensivas del Frente Nacional de liberación en 1968 barrieron simultáneamente con las posiciones enemigas en el campo de batalla, con el comandante Westmoreland en el mando militar, con el presidente Johnson en el Gobierno de Estados Unidos y con estas teorías militares que no resistieron una crítica tan radical.

     Poco antes uno de sus autores, el general Maxwell Taylor, se había retractado cuando atribuyó los fracasos de 1965-1966 a que en Vietnam su país "perseguía un objetivo limitado, con medios limitados, riesgo limitado y voluntad de vencer limitada". En cuanto a Henry A. Kissinger, le fue asignada la misión de negociar la retirada de Estados Unidos, lo cual logró en los acuerdos de París de 1973.

     Según los datos del Pentágono, Estados Unidos lanzó a la guerra 800.000 ciudadanos, murieron 56.237 y quedaron heridos o lisiados 303.654, a un costo de 150.000 millones de dólares. Si además consideramos los graves problemas políticos que afrontaron dentro y fuera de Estados Unidos, se concluye que Washington había comprometido todo su prestigio y poderío en esta aventura.

     A Vietnam la guerra le costó millones de muertos y heridos; decenas de millones de hectáreas productivas arrasadas; decenas de miles de aldeas, ciudades, puentes, diques, embalses, ferrocarriles, caminos, fábricas, puertos, hospitales y escuelas que fueron bombardeados. Millones de millones de horas de trabajo de obreros y campesinos dedicadas al esfuerzo de guerra. Pero para Vietnam no era una aventura sino su revolución.

     Cuando en 1945 se proclamó la República Democrática de Vietnam comenzó la reforma agraria, en un país con los 4/5 de su población campesina, con 2 millones que murieron de hambre. Durante la guerra contra Francia (1946-1954), en los territorios que controlaba el Ejército Popular de Vietnam se repartían entre campesinos pobres y desposeídos las tierras confiscadas a los enemigos. A la inversa, cuando los ejércitos coloniales reconquistaban estas zonas, la primera medida era despojar a los campesinos de sus tierras. Esta posesión y despojo de la tierra ha sido una constante desde 1945 hasta 1964, cuando el FNL había liberado gran parte del Sur. Pero a partir de 1965 se intensificaron los bombardeos masivos contra las zonas liberadas en el sur y contra la República Democrática de Vietnam del Norte, lo cual era equivalente o más grave que el despojo de la tierra.

     La reforma agraria conoció en Vietnam avances y retrocesos relacionados con las alternativas políticas y militares que impulsaban a buscar la adhesión de los terratenientes patriotas o a prescindir de ellos. A partir de 1953 se hace más firme y gracias a ella pudieron ser abastecidas las tropas de Vo Nguyen Giap en Dien Bien Phu, que fue llamada la operación del arroz andante porque 200.000 cargadores lo transportaron a cuestas, en bicicletas o con búfalos, desde sus fuentes ubicadas a 400 Km. de la batalla, adonde llegaba solo el 10% del arroz, ya que el resto era consumido por el increíble transporte.

     La batalla de Dien Bien Phu duró 55 días y 55 noches, del 13 de marzo al 7 de mayo de 1954; marcó el fin de la dominación francesa en Indochina y consolidó definitivamente la independencia de la República Democrática de Vietnam del Norte. Las tropas de Giap aniquilaron o capturaron a 16.000 soldados enemigos y obtuvieron la rendición de toda la oficialidad encabezada por el general De Castries. El 20 de julio de 1954 se firmaron los acuerdos de Ginebra que reconocían la independencia absoluta de Vietnam, Laos y Camboya, obligando al retiro de las tropas extranjeras y prohibiendo introducirlas en el futuro. Vietnam se dividía provisoriamente en dos zonas, al N. y S. del paralelo 17, y en 1956 se realizarían elecciones para su reunificación.

     En el Sur, en junio de 1954, Estados Unidos había puesto en el Gobierno a Ngo Dinh Diem, para desconocer los acuerdos en trámite, quien pronto declaró la República de Vietnam del Sur y se lanzó a una feroz represión de opositores, particularmente los comunistas y guerrilleros del Viet-Minh, liquidando a 170.000 "enemigos" de Diem. Por supuesto, intentó despojar a los campesinos de las tierras repartidas durante la guerra, con relativo éxito. Para controlarlos les nombró jefes de aldeas que fueron prontamente liquidados por la resistencia y los concentraba en "aldeas estratégicas" para impedir su contacto con los guerrilleros. Con estas medidas violaba además las milenarias autonomías comunales de los aldeanos, y con todo ello no hacía más que empujar a la resistencia a todo el pueblo. Sobre esta oposición y las ya sólidas bases políticas y militares se creó en diciembre de 1960 el Frente Nacional de Liberación, que apenas un año después ejercía su control sobre 7 millones de personas. En las zonas liberadas por el FNL también se realizaban repartos de tierras que hacia 1967 alcanzaban unos 2 millones y medio de hectáreas.

     El Partido de los Trabajadores de Vietnam -sucesor del viejo Partido Comunista Indochino fundado por Ho Chi Minh en 1930 y gobernante en Hanoi desde 1945- y el FNL de Vietnam del Sur resumían su lucha en una consigna: "liberar al sur y defender al norte". Señalaban que en el sur tenía lugar una revolución nacional-democrático-popular: nacional por la independencia política aún no completada; democrática porque liquidaba los resabios precapitalistas y coloniales y popular porque la dirigían las masas trabajadoras. En sus documentos no hay nada que sugiera que la revolución en el sur fuera socialista.

     En cuanto a la República Democrática de Vietnam del Norte, y para decirlo con las propias palabras del Partido de los Trabajadores, se trataba de "liberar completamente al norte, concluir la reforma agraria y la restauración de la economía nacional, prepararse para la realización de la revolución socialista en esta parte". "El norte liberado pasaba a la etapa de la revolución socialista, entrando en la época de transición socialista y convirtiéndose en sólida base de la revolución para todo el país". Y en cuanto a la estrategia nacional: "Con las fuerzas combinadas de la revolución socialista en el norte y la revolución nacional-democrático-popular en el sur, nuestro pueblo se lanzaba a edificar un Vietnam pacífico, reunificado, independiente, democrático y poderoso"(1).

     Con relación al objetivo de la intervención norteamericana -que según el Congreso y la Casa Blanca norteamericanos era defender al sur de un ataque proveniente del norte- los vietnamitas sostenían que "La guerra de agresión yanqui en el sur seguía siendo, por su carácter y objetivos, una guerra encaminada a implantar el neocolonialismo"(2).

     Y respecto de la "estrategia global" -que para Washington era reprimir al comunismo dondequiera que éste avanzara- se consideraba a Vietnam como guerra experimental: "La situación en Vietnam del Sur pone de manifiesto la derrota inevitable de los imperialistas en su "guerra especial"; si esa guerra de experimentación fracasa en el Sur, fracasará en cualquier otro lugar. Ese es el significado internacional de la lucha patriótica de nuestros compatriotas sureños; es su aporte al movimiento de liberación en el mundo"(3).

     Washington también pensaba que era una guerra ejemplificadora. El 3 de noviembre de 1969 dijo el presidente Nixon que la "derrota y humillación" de los Estados Unidos en Vietnam "encendería la violencia dondequiera que nuestros compromisos ayudan a preservar la paz; en el Medio Oriente, en Berlín, e incluso en el hemisferio occidental". Y el 30 de abril de 1970 -en su discurso anunciando la invasión formal a Camboya- insistió: "Vivimos en una época de anarquía, tanto en el exterior como en nuestro país. Observamos ataques insensatos contra las grandes instituciones creadas por civilizaciones libres en los últimos 500 años. Aquí, en Estados Unidos, se destruyen sistemáticamente grandes universidades. Pequeñas naciones del todo el mundo sufren ataques, internos y externos. Si cuando las circunstancias son adversas, Estados Unidos actúacomo un gigante impotente y digno de lástima, las fuerzas del totalitarismo y la anarquía amenazarán a las naciones libres y a las instituciones libres de todo el mundo"(4).

     La "guerra especial" comenzó con las mayores operaciones guerrilleras y el incremento del personal y bases norteamericanas en 1960. Los combates se libran principalmente entre las tropas survietnamitas dirigidas por oficiales norteamericanos y las Fuerzas Armadas de Liberación en Vietnam del Sur, brazo armado del FNL. Estados Unidos había instalado sus bases en las ciudades de la costa, penetrando hacia el centro en las altiplanicies en Pleiku, en el norte en Ke Sanh y en el sur en bases cercanas a Saigón y algunas en la península de Camau, en el extremo meridional. La idea era unificar progresivamente entre sí estas bases, hasta unir la superficie bajo control norteamericano, porque aunque el FNL todavía no controlaba todo el territorio, libraba batallas en todos lados, todo el territorio era teatro de la guerra, por lo que Estados Unidos se proponía "pacificar" el territorio logrando una superficie uniendo sus bases. La actividad de las FAL, cada vez más intensa y frecuente, llevó al fracaso estos planes. Hacia 1964 ya controlaban gran parte del territorio y población, en tanto que Saigón se debatía entre la feroz represión a los budistas y los golpes de estado: en 30 meses, de noviembre de 1963 a junio de 1966, Saigón tuvo 13 gobiernos diferentes, lo que impedía una base de apoyo político para las operaciones contra el FLN, a quien solo podían una acción puramente militar, en tanto que éstos libraban una lucha armada con las FAL, luchas políticas de masas, agitación y propaganda dentro de las tropas de Saigón(5) y la lucha económica que a la vez que implicaba la destrucción de vías de comunicaciones y abastecimientos del enemigo, significaba el apoderamiento de la cosecha de arroz -proveniente principalmente del delta y valle del Mekong que controlaba el FNL -obligando a Saigón a importarlo de Estados Unidos o bien permitiendo su paso por las provincias liberadas previo pago de impuestos que oblaban los destinatarios enemigos. Hacia 1964 ya habían fracasado todos los planes de la "guerra especial", tanto la pacificación, como las "aldeas estratégicas" -que no eran creación original de Diem sino de los británicos que las habían empleado con éxito contra la guerrilla en Malaya-, y el FNL controlaba cada vez más territorio y población, causaba cada vez más bajas y estragos al enemigo y se afirmaba con un poder superior al de Saigón.

     La "guerra localizada" se imponía para los estrategas norteamericanos, ya que no podían combatir al enemigo con las tropas de Saigón. En 1965 comienza el desembarco masivo de soldados estadounidenses y se intensifican los ataques navales y aéreos contra la República Democrática de Vietnam del Norte. A fines de 1964 las FAL ya habían librado grandes batallas en campo abierto, con grandes concentraciones de tropas.

     La guerra se desencadenó con carácter permanente entre 1965 y 1973, sin que las treguas que solían acordarse para navidad o el año nuevo vietnamita sirvieran más que para intentar sondeos diplomáticos entre las partes.

     1968 fue un año decisivo a partir de la gran ofensiva iniciada el 30 de enero, y que continuó hasta 5 meses después. En febrero el FNL ocupó 64 ciudades importantes y cabeceras de provincias, incluidas Hue y Saigón, estableciendo el poder revolucionario en la primera. En enero se inició el asedio a la base norteña de Khe Sanh, que solo pudo ser evacuada en abril con la intervención de la I División de Caballería aerotransportada, cuando las FAL se habían retirado aparentemente para permitir la evacuación, ya que el 31 de marzo el presidente Johnson anunció por televisión la primera limitación de los bombardeos a Vietnam del Norte. La base de Khe Sanh fue definitivamente abandonada por Estados Unidos a mediados de año, cuando el general Westmoreland y sus planes de grandes operaciones habían sido reemplazados por el general Creighton Abrams y las operaciones móviles pequeñas. A partir de la ofensiva de 1968 los Estados Unidos pasan a la defensiva. En 1970, ante la imposibilidad de avanzar en Vietnam del Sur, Estados Unidos invade Camboya -7 millones de habitantes, país neutral-, luego se extienden los bombardeos masivos a Laos, que se habían iniciado varios años antes para impedir el abastecimiento de las FAL por la "ruta de Ho Chi Minh", que salía de Vietnam del Norte, entraba en Laos y volvía a aparecer en Vietnam del Sur. La frontera de Laos y Camboya era la firme base de cientos de kilómetros de largo y decenas de ancho que controlaban las FAL.

     En 1972 las FAL lanzaron otra gran ofensiva, a la que Estados Unidos no pudo responder más que reanudando los bombardeos contra Vietnam del Norte y minando sus puertos, con lo que demostraba de paso, como lo había hecho durante toda la guerra, su desprecio por todas las Convenciones Internacionales sobre conflictos militares que se habían suscripto luego de las dos Guerras Mundiales.

     La resistencia del Norte a tales ataques y el sostenimiento de la ofensiva en el Sur, sumados al deterioro de la situación interna de Estados Unidos, llevaron, en enero de 1973, a la firma de los acuerdos de París, donde se obligaban a retirar todas las tropas extranjeras.

     Hasta 1975, y mientras el cuerpo expedicionario se retiraba lentamente, prosiguieron los ataques del siempre renovado ejército de Saigón con sus mandos norteamericanos, en Survietnam, Laos y Camboya, con el apoyo y los ataques aéreos estadounidenses, y bombardeos masivos. Mientras, el FNL consolidaba su poder en las zonas liberadas, donde ya en 1969 se había creado el Gobierno Revolucionario Provisional, apoyaba la guerra de los Khmer rojos y del Pathet Lao contra los ejércitos derechistas de sus países, y el de Survietnam apoyado por Estados Unidos. En enero de 1975 comienza la ofensiva final en Camboya y en marzo en Vietnam del Sur. El 30 de abril de 1975 el G.R.P. izó la bandera de la estrella en la Ciudad de Ho Chi Minh.

     Las grandes diferencias estratégicas, organizativas y tácticas se enuncian en grandes trazos. Los vietnamitas se planteaban su guerra como una lucha de liberación y autodefensa contra la dominación y agresión de una potencia extranjera, que, a su vez, se lanzaba a una invasión al estilo del viejo colonialismo contrariando el único objetivo político que hubiera podido resultar viable -en hipótesis, ya que no en la realidad- y que no podía ir más allá del establecimiento de un estado capitalista independiente en Survietnam.

     A la guerra rápida, tipo blitzkrieg que procuraba Estados Unidos para utilizar su ventaja inicial en número de tropas y poder de fuego, los vietnamitas opusieron una guerra de larga duración que permitiera transformar en fuerza militar la resistencia popular, aprovechar la superior fuerza de choque de la infantería vietnamita y desgastar el poder militar enemigo, confiando en que el poder material y técnico norteamericano está limitado por la debilidad política resultante del carácter de la guerra. Que por lo mismo Estados Unidos no podía llevar la "escalada" al infinito dado el aislamiento mundial con que iban a esta guerra y las protestas dentro de su propio país que incluían a importantes sectores dirigentes: halcones y palomas en la jerga en boga. El costo en vidas y dólares que Washington podía absorber estaba realmente limitado.

     A la división horizontal del territorio survietamita en cuatro Regiones Tácticas de Norte a Sur fundada en la relación existente entre la cantidad de bases norteamericanas y las zonas ocupadas por el FNL, éste opuso tres regiones estratégicas fundadas en la topografía, el clima, la población, la economía y la política. Estas tres regiones estratégicas eran la ciudad, el campo y las montañas, con sus particulares modalidades ofensivas y defensivas.

     A ejércitos basados en efectivos regulares de Estados Unidos y Saigón, el FNL opuso las Fuerzas Armadas de Liberación de Vietnam del Sur compuestas por tres categorías de tropas: a) Guerrilleros; unidades locales de autodefensa que aseguraban la defensa de la aldea y pasaban del trabajo cotidiano al combate y viceversa; b) Unidades Regionales que operaban en distritos o provincias agrupadas generalmente en compañías; c) Ejército Regular bien equipado y entrenado para todas las formas de la guerra moderna que operaba en el conjunto del territorio. Sus efectivos se integraban por traspasos verticales de las unidades locales a las regionales y después al ejército regular. Esta organización era similar a la del Ejército Popular de Vietnam que había conquistado la victoria contra Francia y sus características esenciales eran la democracia y voluntariedad en el reclutamiento desde la guerrilla en adelante; la cooperación constante de las dos primeras agrupaciones en todas las operaciones del Ejército Regular; el importante papel del comisario político y las sesiones de autocrítica donde no solo evaluaban las operaciones militares sino el conjunto de problemas políticos. Estas características, además de dotar al Ejército de un reclutamiento de los mejores combatientes, aseguraban la movilidad y presencia de las FAL en todo el territorio.

     Estados Unidos subestimaba al enemigo al describirlo como un puñados de guerrilleros y "congos" en bloque. Hanoi y el FNL efectuaban las más sutiles distinciones aun dentro de los propios círculos dirigentes de Washington, para dirigir a cada uno la propaganda adecuada.

     El comando norteamericano en Vietnam mantenía un dispositivo disperso y oscilante entre la ofensiva y la defensiva, según disminuyeran o arreciaran los ataques de las FAL, que mantenían la iniciativa. En cambio los vietnamitas habían optado por la ofensiva estratégica, a partir de la guerra de autodefensa política, manteniendo permanentemente su superioridad en el ataque, el asalto y la persecución. A la inversa, para estas acciones los norteamericanos se apoyaban principalmente en el superior poder de fuego de su aviación y artillería -especialmente con la "caballería aérea" inventada ad-hoc para esta guerra y cuyo costo resulta tan prohibitivo que no puede establecerse en otros ejércitos- pero la debilidad de sus fuerzas de choque de infantería impedían que encontraran a las FAL, que aparecían de improviso y desaparecían como fantasmas.

     Estados Unidos disponía de gran movilidad gracias a sus tropas aerotransportadas, con potente fuego de sostén desde lejos, con rapidez en sus dispositivos de cerco, con gran fuerza de choque de su aviación, artillería y fuego de tanques, pero todas estas ventajas se diluían en estériles esfuerzos por la debilidad del fuego de apoyo directo, la tendencia de sus tropas a aglutinarse en los combates, sin audacia de maniobra, por la debilidad y a veces inexistencia de la fuerza de choque de su infantería, acostumbrada a batallas ordenadas, por su baja moral, en definitiva.

     A la incertidumbre norteamericana entre la ocupación del terreno o la movilización de sus fuerzas, a la desproporción entre la superabundancia logística y de servicios frente a la escasez de sus fuerzas combatientes, las FAL oponían ataques en las montañas y en la costa, en el norte y en el Delta y la península de Camau, en las ciudades y en campo abierto, con acciones de guerrillas, o fuertes concentraciones de tropas, u operaciones por oleadas, atacando en la retaguardia y en el frente, simultánea o separadamente, contando como factor decisivo de las victorias la superioridad de sus fuerzas de asalto.

     A la guerra "especial y localizada" o "limitada" que arriesgaba Estados Unidos, los vietnamitas opusieron una guerra total de la nación entera, apoyándose en la ayuda de China y la Unión Soviética, que fue modesta en relación con los recursos militares norteamericanos y aún con la proporcionada por la misma URSS a Egipto en ese período. Vietnam aprovechó la justicia política de su causa que llevaba al máximo heroísmo y decisión de su pueblo, frente a la lucha sin ideales del cuerpo expedicionario y los soldados de Saigón.


     Notas

     1. Breve Historia del Partido de los Trabajadores de Vietnam, Ed. La Rosa Blindada, Bs. As, 1974, pp. 69/70.

     2. Op. cit. p. 102

     3. Ho Chi Minh, Informe ante la Conferencia Política Especial, marzo 1964, Op. cit., p. 100.

     4. Richard Nixon: Discurso del 30 de abril de 1970. Es irresistible la cita de otro párrafo:

     "En esta sala, Woodrow Wilson adoptó las grandes decisiones que condujeron a la victoria en la Primera Guerra Mundial. Franklin D. Roosevelt tomó las decisiones que llevaron a la victoria en la Segunda Guerra Mundial. Dwight D. Eisenhower tomó las decisiones que pusieron fin a la guerra de Corea y que evitaron la guerra en el Medio Oriente. John F. Kennedy, en su instante más glorioso, adoptó la gran decisión que eliminó los proyectiles nucleares soviéticos de Cuba y del Hemisferio Occidental."
     ¿Indicará esta secuencia que las decisiones que se adoptan en esa sala son cada vez más descabelladas?.

     5. "Un capitán de los Boinas Verdes, integrante de un equipo de doce hombres que ha estado tratando de adiestrar a un contingente survietnamita (...) le comentó a un periodista: "Confíe cualquier dato a nuestros gloriosos aliados, y nuestros enemigos se enterarán dentro de una hora".   J. William Fulbright, Senador opuesto a la intervención norteamericana, en el artículo: "Vietnam, el fondo de la cuestión", publicado en la revista The Progressive en febrero de 1970.


Título original de este artículo: «Vietnam, la crítica de las armas», Crisis 28 (Buenos Aires), agosto de 1975, pp. 35-39.


 

Anuncios Google